Nuevo León, la sede de grandes festivales musicales: Hellow Festival

agosto 17, 2018

En la última década el estado de Nuevo León ha sido hogar de festivales que han cautivado a los amantes de la música. Con conceptos al aire libre y grupos musicales nacionales e internacionales, estos eventos se han convertido en un gran atractivo. #gallery-1 { margin: auto; } #gallery-1 .gallery-item { float: left; margin-top: 10px; text-align: center; width: 33%; } #gallery-1 img { border: 2px solid #cfcfcf; } #gallery-1 .gallery-caption { margin-left: 0; } /* see gallery_shortcode() in other/media.php */ A lo largo del año, crece la expectativa de la gente por conocer el listado de bandas que asistirán y el inicio de la venta de boletos que les asegurará la entrada a su festival de preferencia. Con opciones como el Pa’l Norte, Hellow Festival, Live Out, Machaca Fest, Wish Outdoor y Cabuland, Nuevo León ofrece una propuesta musical diversa que atrae tanto a locales como a turistas. Una ejemplar experiencia se vivió el pasado sábado 25 de agosto en el Hellow Festival, el evento musical más antiguo de la ciudad de Monterrey. Con diez años de trayectoria, se ha ganado el cariño de su público, que asiste a cada edición para disfrutar de sus artistas favoritos.   Este 2018 no fue una excepción, desde las dos de la tarde el Parque Fundidora comenzó a llenarse de gente ansiosa por disfrutar del concepto que promete el evento: un día de libertad. #gallery-2 { margin: auto; } #gallery-2 .gallery-item { float: left; margin-top: 10px; text-align: center; width: 33%; } #gallery-2 img { border: 2px solid #cfcfcf; } #gallery-2 .gallery-caption { margin-left: 0; } /* see gallery_shortcode() in other/media.php */ Conforme transcurrió el día, los dos escenarios principales presentaron a artistas como Kali Uchis, Grizzly Bear, Tyler, The Creator y Maroon 5. Quienes mostraron sorpresa al notar la dimensión de los fans que cantaban cada una de sus canciones. Algunos de ellos saludaron al público en español y otros incluso dieron cumplidos a la capital regiomontana por sus escénicas montañas. Al terminar la noche, los asistentes fueron poco a poco caminando hacia las salidas del parque con un gran ambiente después de haber vivido un día lleno de comida, entretenimiento, cultura y por supuesto, música.